Accessibility links

Breaking News

Condena Internacional al arresto de Navalny


En esta imagen compartida por Evgeny Feldman, Alexei Navalny es detenido por la policía en el centro de Moscú, Rusia, el 26 de marzo de 2017.

A continuación, un editorial que refleja las opiniones del gobierno de Estados Unidos.

Estados Unidos, junto a los Ministros de Relaciones Exteriores del G7, de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, el Reino Unido y el Alto Representante de la Unión Europea, “están unidos en condenar el arresto y la detención, por motivos políticos”, del prominente líder de la oposición rusa Alexey Navalny.

Los Ministros de Relaciones Exteriores del G7 exigieron la liberación “inmediata e incondicional” del señor Navalny, quien fue arrestado poco después de su regreso a Rusia, desde Alemania.

En una declaración escrita, los miembros del G7 también expresaron profunda preocupación por “la detención de miles de manifestantes pacíficos y periodistas, e instaron a Rusia a que cumpla sus obligaciones nacionales e internacionales y libere a

los detenidos arbitrariamente por ejercer su derecho de reunión pacífica, el 23 de enero”.

“La represión violenta, por parte de las fuerzas policiales, al derecho de los individuos a expresar su opinión es inaceptable. Estos acontecimientos confirman un patrón negativo continuo, de reducción del espacio para la oposición, la sociedad civil, los defensores de los derechos humanos y las voces independientes en Rusia”, dice el comunicado del G7.

A Navalny estuvieron a punto de matarlo, en agosto de 2020, en un intento de asesinato con un agente neurotóxico del grupo Novichok, un arma química desarrollada por la Unión Soviética. Los Ministros de Relaciones Exteriores del G7 reiteraron que “cualquier uso de armas químicas es inaceptable y contraviene las normas internacionales contra el uso de tales armas. Nuevamente instamos a las autoridades rusas a investigar y explicar, de manera creíble, el uso de un arma química, en su suelo, a la luz de las obligaciones de Rusia bajo la Convención sobre Armas Químicas”.

El uso de armas químicas contra un político de la oposición, así como la más reciente detención de Navalny, socavan aún más la democracia, las voces independientes y la pluralidad política en

Rusia. El G7 instó a Rusia a cumplir sus obligaciones bajo el Convenio Internacional de Derechos Civiles y Políticos y garantizar los derechos que establece, incluido el derecho a la libertad de expresión para todas las personas dentro de su territorio y jurisdicción.

Estados Unidos y sus socios del G7 continúan “firmemente comprometidos con la Convención sobre Armas Químicas, y en nuestro apoyo a la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos, en Rusia, y con reforzar nuestro apoyo a la sociedad civil rusa”.

Fue un editorial que refleja las opiniones del gobierno de Estados Unidos.

XS
SM
MD
LG